Vektorama | Dazzle camouflage, Cuando los barcos se vistieron de psicodelia.
design, arte, art,illustration,diseño, disseny
design, arte, art,illustration,diseño, disseny,sirvent, luisa sirvent, vektorama
22036
post-template-default,single,single-post,postid-22036,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.8.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Dazzle camouflage, Cuando los barcos se vistieron de psicodelia.

La I Guerra Mundial, fue el primer conflicto a escala planetaria que enfrentó a las principales potencias que por aquel entonces existían en el mundo. Con una cifra que alcanzó más de 40 millones de muertos. Esta guerra, además de tener lugar en tierra firma, también mucho de esos combates se ocasionaron en mar abierto.

De ahí que quiera hacer referencia al “dazzle camouflage”.

Llegó un momento en esta guerra, donde loa Alemanes utilizaban submarinos, los cuales casi indetectables, se dedicaron a hundir muchísimos navíos de guerra. Esto fue un serio problema para los buques Británicos, que veían mermar su flota a una velocidad de vértigo.

Para evitar esta masacre marina, los británicos, con la ayuda de  Norman Wilkinson, un pintor e ilustrador británico que servía en la reserva de la Royal Navy, crearon “dazzle camouflage” que consistía en pintar los barcos con formas geométricas, casi psicodélica, a fin que desde el fondo marino, desde un submarino, las dimensiones y la distancia a la que se encontraba el barco, fuera difícil de calcular y con esto, difícil de derribar.

El contraste de capas de colores dispuestas en formas geométricas confunden la visión y hacen difícil calcular las dimensiones del buque, sus formas y su dirección. Por ejemplo, pintando curvas en determinados sitios se crea la sensación de una roda tajando las olas, al imaginar la proa donde en realidad no está. Para el observador resulta complicado establecer dónde se hallan exactamente los extremos de la nave, si hay más de una, qué parte es la proa y cuál la popa… Unas rayas pintadas en la chimenea inducen a pensar que lleva un rumbo opuesto al verdadero. (vía la brújula verde)

 

Este método dejó de utilizarse por el gran coste que suponía pintar los barcos de esta forma, volviendo así al gris común que se utilizaba en aquella época. Lo que esta demostrado, es que por un corto periodo de tiempo, el hundimiento de barcos por parte de los submarinos se vio reducido, o sea que tan mal no fue la idea.

Os dejo unas fotos para que veáis algunos de los barcos que se pintaron. Y el contrapunto de este acontecimiento, la evolución de este tipo de camuflaje, que incluso hoy en día se aplica para estampados de ropa, pareces… así que, si algún día lo veis por ahí, ya sabéis cual fue su origen.

 

 

Información recopilada de wikipedia , labrujutaverde y charlasdesobremesa.

 

¡Divulga, difunde, promulga a mis pequeños!
Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on Twitter
No Comments

Post a Comment